Historia del Hogar

historia del centro castellano y Leonés

En la primavera del año 1959, en el Paseo de Gracia de Barcelona, un santanderino llamado Juan Bautista Gutiérrez Ruenes, reúne a un grupo de castellanos y leoneses y comienzan a gestar lo que sería el futuro Hogar Centro Castellano y Leonés.

El Hogar Centro Castellano y Leonés de Catalunya, es una organización, sin ánimo de lucro y Declarada de Utilidad Pública, que agrupa a los oriundos de la comunidad de Castilla y León, así como a sus amigos y simpatizantes de cualquier origen.

Quiere representar a la Comunidad en su conjunto, así como a cada una de las provincias que la componen.

Su fundación se lleva a cabo con setenta personas y, hay que señalar, que en aquel momento no existía la comunidad de Castilla y León, sin embargo, con una aguda visión de futuro, e histórica, se agruparon los descendientes de los dos antiguos reinos peninsulares que se habían unido, de forma dinástica, en 1230. Debemos señalar que, en ese momento formaban parte de la futura entidad las actuales provincias de Cantabria y La Rioja.

En abril de 1959 se comienzan a reunir en los salones de la “Granja de Urquinaona” y, el 31 de mayo de siguiente, celebran la primera asamblea con el local completamente abarrotado de público interesado, en el teatro C.A.P.S.A., ya que no disponían de local social. También aprovechan para realizar actividades el “Café Duval”, de la Ronda de Sant Pere y en los salones del “Oro del Rhin”, junto al cine Coliseum.

Un mes después, el 23 de junio del mismo año, celebran la verbena de San Juan en el hotel-restaurante “Amaya” de Vallvidrera, a la que acuden más de cuatrocientas personas, con puestos de mantecadas de Astorga, almendras, pastillas de café, etc.

La composición de la Junta Directiva se lleva a cabo el 28 de octubre, saliendo elegido el primer Presidente “Eduardo Díez-Alonso de Leciñana” y nombrando tres comisiones, “de Local Social”, “de Reglamentos” y “de Actividades”.

La Junta trabajaba de firme, ya que a primeros de noviembre se acometen las obras del primer local social situado en el primer piso del Paseo de Gracia, nº 88, con una superficie de 200 m².

Seguidamente realizan diversas reformas para habilitar otros 120 m² aproximadamente.

En años sucesivos se trasladan a la calle Zaragoza, a la calle Fontanella, Sant Josep Oriol y también habilitaron un local en Sant Pere mes Baix para los bailes semanales que celebraban.